Viajando por el sur de Marruecos

El hechizo del desierto, las conversaciones con los Imazigeh, las cooperativas de mujeres, la música Gnaoua o la cocina bereber, invitan a quedarte durante un largo tiempo disfrutando de infinidad de cosas.

Marruecos ofrece una amplia posibilidad de lugares únicos, de Patrimonio Mundial, de contrastes, de olores y sabores, inabarcables en tan pocos días, sobre todo si te gusta el slow travel.

En la ruta que he realizado, he podido ver casi todas las bellezas que merece la pena vivir en el país: el ritmo de un gran zoco, la naturaleza de alta montaña, las grandes kasbahs de adobe los pequeños pueblos bereber y la increíble experiencia del desierto...

1/4
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Pinterest Social Icon
  • Instagram Social Icon